Adenocarcinoma de colon

Home / ¿Qué Operamos?  / Adenocarcinoma de colon

EPIDEMIOLOGÍA

En este artículo vamos a detallar algunos aspectos del carcinoma colorrectal que es el segundo tumor maligno más común en los países desarrollados, considerando ambos sexos, y ocupa el primer lugar como causa de muerte por tumor. En varones es la segunda causa después del cáncer del pulmón. En España la prevalencia es de 26.500 casos/año. El cáncer de colon representa dos tercios de todos los cánceres colorrectales y el 97% de los tumores colorrectales son adenocarcinomas. En los últimos años existe un incremento porcentual del cáncer de colon derecho.

FACTORES EXTRÍNSECOS CON IMPORTANCIA EN LA ETIOLOGÍA

Existen evidencias experimentales, epidemiológicas y clínicas que demuestran que el consumo elevado de carne roja, múltiples mutágenos y carcinogénicos derivados de la cocción de los alimentos, el alcohol, el tabaco y la obesidad, incrementan el riesgo de cáncer colorrectal.

Dietas con una gran cantidad de fibra, el calcio, selenio y otros micronutrientes como los fenoles, los indoles, las vitaminas A, C y E y los carotenoides, contenidos en pequeñas cantidades en el agua, granos, fruta y verdura, disminuyen el riesgo de cáncer colorrectal.

CAMPAÑAS DE CRIBADO

Se ha calculado que sin campañas de cribado o acciones preventivas, en los países occidentales, una persona de cada 17 desarrollará un tumor colorrectal en su vida. Pero, el carcinoma colorrectal puede ser prevenido detectando y resecando los pólipos adenomatosos asintomáticos y el diagnóstico precoz de adenocarcinoma puede reducir la tasa de mortalidad. Por todas estas razones una campaña de cribado en las personas asintomáticas parece necesaria.

Los programas de cribado tienen que ajustarse al riesgo. El 75% de cánceres colorrectales se desarrolla en pacientes sin factores de riesgo, el 15% en pacientes con riesgo intermedio (historia familiar de cáncer colorrec-tal) y el 10% en pacientes con alto riesgo (síndrome de Lynch o HnPCC, poliposis familiar, rectocolitis ulcerosa).

CLÍNICA

Actualmente existe un aumento del porcentaje de pacientes diagnosticados en fase asintomática por la práctica del cribado en sujetos con factores de riesgo (historia familiar) o por la realización de colonoscopia ante una rectorragia leve. Sin embargo, persiste el diagnóstico de cáncer establecido con los cuadros clínicos característicos.

En el cáncer de colon derecho, la presencia de anemia, masa palpable, alteración del habito defecatorio y posible íleo, si obstruye la válvula íleocecal, o dolor, si invade estructuras vecinas, son característicos.

El cáncer de colon izquierdo se presentará con más frecuencia con rectorragia, estreñimiento con posible oclusión intestinal, y menor frecuencia de tumor palpable. En ambos casos, con escasa frecuencia, puede presentarse la perforación a cavidad peritoneal o a estructuras vecinas.

DIAGNÓSTICO DEL ADENOCARCINOMA

El diagnóstico electivo de cáncer de colon se establece por colonoscopia y biopsia. La colonoscopia debe ser completa para la evaluación de eventuales lesiones sincrónicas.  En caso de colonoscopia incompleta se recurrirá a la colonoscopia virtual o a la colonoscopia intraoperatoria.

Debe establecerse el TNM clínico como elemento básico para la toma de decisiones terapéuticas. La estadificación preoperatoria con la TC toraco-abdominal, con medio de contraste intravenoso y oral, permite la detección de metástasis a distancia y la evaluación de la localización real del tumor y la eventual invasión o amenaza de estructuras vecinas, de importancia para la estrategia quirúrgica.

La determinación del antígeno carcinoembrionario (CEA) es sobre todo útil como índice de recidiva en el seguimiento.

El PET tiene un papel reconocido sólo en el proceso de decisión del tratamiento de la recidiva local, para excluir metástasis a distancia que contraindiquen la cirugía.

TRATAMIENTO DEL ADENOCARCINOMA

La discusión multidisciplinar es importante para la selección del tratamiento.  El tratamiento básico del cáncer de colon con intención curativa es la exéresis del tumor primario y de los ganglios linfáticos.

El abordaje laparoscópico comparado con la vía tradicional abierta ha demostrado tener ventajas en cuanto a una rehabilitación postoperatoria más precoz, con resultados oncológicos semejantes cuando la exéresis es correcta. La extensión de la resección del colon debe corresponder al drenaje linfovascular de la localización del tumor.

PRONÓSTICO

La tasa de recidiva local es del 0% en los cánceres de estadio I, del 2% en el estadio II, 7-10% en el estadio III. La supervivencia a los 5 años es del 85-95% en el estadio I, 60-80% en el estadio II y 30-60% en el estadio III. En los tumores metastásicos (estadio IV) la supervivencia tradicionalmente estimada era inferior al 10% a los 5 años; sin embargo, hoy día este valor ha experimentado una importante mejoría debido a la cirugía de las metástasis hepáticas, pulmonares y a los nuevos tratamientos quimioterápicos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies