Anatomía del colon y recto

Home / ¿Qué Operamos?  / Anatomía del colon y recto

El intestino grueso es la parte final del aparato digestivo, y comprende desde el íleon terminal hasta el canal anal, es marco del intestino delgado; el colon, en comparación con el intestino delgado, presenta mayor calibre, menor longitud, la presencia de tenias, apéndices epiploicas, haustras y capacidad de mayor absorción.

Por lo general, el intestino grueso va de 1.35 a 1.50 m, su diámetro es de 7.5 cm en la parte inicial y de 4.0 a 2.5 cm en la parte final y está formado, como todo el intestino, por capa externa serosa, la muscular, submucosa y mucosa. Se le denomina “grueso” porque efectivamente su volumen es mayor al del intestino delgado.

Regiones del colon

El colon presenta regiones características: ciego y apéndice vermiforme, colon ascendente, colon transverso, colon descendente, colon sigmoides, recto y canal anal.

El ciego: es la primera parte del intestino grueso. Está ubicado entre la válvula ileocecal y el colon ascendente. Se puede definir como un fondo de saco, con unos 8 cm aproximadamente de ancho y de largo. Está casi completamente revestido por peritoneo.

En la parte posterior media del ciego nos encontramos con una estructura tubular llamada  apéndice vermiforme, o simplemente apéndice. Se ubica al lado de la válvula ileocecal y tiene entre 6 y 10 centímetros de longitud. Su función es desconocida.

El colon ascendente: va hacia la derecha, desde el ciego hasta el hígado cruzando la segunda porción del duodeno. A nivel del lóbulo derecho del hígado gira a la izquierda en un punto llamado “ángulo hepático” y mide alrededor de 15 centímetro

El colon transverso: es la parte más grande y móvil de todo el intestino grueso, midiendo unos 45 centímetros aproximadamente. Va desde el ángulo hepático hasta el “ángulo esplénico”, donde se encuentra el bazo. Allí gira dando lugar a la siguiente porción del colon.

El colon descendente: va desde el ángulo esplénico hasta la fosa ilíaca izquierda, donde empieza la pelvis. Es la zona más estrecha de todo el colon mide aproximadamente 30 centímetros.

Posteriormente tenemos el colon sigmoide: es la parte que une el colon descendente con el recto. Es bastante móvil y conforma una figura omega siguiendo el borde izquierdo del psoas ilíaco. Su longitud variable, aunque no suele sobrepasar los 40 centímetros.

El recto y el canal anal

El recto va desde el colon sigmoide, desde la tercera vértebra sacra hasta el canal anal y se encuentra en la parte posterior de la pelvis. Mide alrededor de unos 12 centímetros. En la zona próxima al conducto anal, o zona distal, el recto sufre un ensanchamiento y forma la llamada “ampolla rectal”.

El canal anal es la parte final tanto del intestino grueso y del sistema digestivo, situándose por fuera de la cavidad abdominal. Tiene una longitud de unos 4 centímetros y finaliza en el ano. Aquí encontramos los esfínteres, o músculos en forma de anillo (esfínter anal interno y el esfínter anal externo) cuya función más importante es la continencia fecal. Tenemos a este nivel también una red venosa formada por las venas rectales superiores, medias e inferiores, que en conjunto se denominan “plexo hemorroidal”. Cuando se inflaman pueden ser muy dolorosas provocando una crisis hemorroidal.

Las funciones principales del colon son: absorber agua para mantener el equilibrio en la hidratación, extraer algunas vitaminas como la Vitamina K y almacenar residuos. En el colon tenemos múltiples bacterias, así como la flora intestinal.

Existe una gran variación de patologías que se pueden presentar a nivel del colon, que se dividen principalmente entre patología benigna y maligna:

En relación a la patología benigna podemos destacar la enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa, enfermedad de crohn), enfermedad diverticular y diverticulitis, colitis infecciosas, colon irritable, poliposis adenomatosa familiar etc.

En referencia a las distintas patologías malignas la más importante es el cáncer de colon, concretamente el adenocarcinoma. Existen otro tipo de tumores de otra estirpe cuya frecuencia es muy baja como el neuroendocrino, y más raramente sarcomas o linfomas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies