Nódulos tiroideos

Home / ¿Qué Operamos?  / Nódulos tiroideos

Los nódulos tiroideos son protuberancias sólidas o llenas de líquido que se forman dentro del tiroides, una pequeña glándula ubicada en la base de su cuello, por encima del esternón. La gran mayoría de los nódulos tiroideos son benignos y no producen síntomas. Representando el cáncer de tiroides solo un pequeño porcentaje de los casos.

La prevalencia de nódulos tiroideos en la población general varía de acuerdo con el método de detección. En grandes estudios poblacionales, aproximadamente el 5% de los sujetos tienen nódulos tiroideos palpables, mientras que los estudios de autopsias revelan una prevalencia de 49-57% que fueron asintomáticos durante la vida, y la ecografía tiroidea (EE. UU.) muestra una prevalencia del 13-50% en general población (1). Por lo tanto, la mayoría de nódulos tiroideos se descubren durante un examen médico de rutina. Sin embargo, algunos nódulos tiroideos pueden hacerse lo suficientemente grandes como para ser visibles o dificultar la deglución o la respiración. Las opciones de tratamiento dependen del tipo de nódulo tiroideo y de los síntomas.

Signos y síntomas de los nódulos tiroideos

La mayoría de los nódulos tiroideos no causan signos o síntomas. Ocasionalmente, sin embargo, algunos nódulos llegar a ser grandes y ocasionar molestias con la deglución, sensación de hinchazón o comportar molestias estéticas.

En algunos casos, los nódulos tiroideos producen secreción hormonal adicional (tiroxina), lo que puede causar síntomas de hipertiroidismo tales como: Pérdida de peso inexplicable, aumento de la transpiración, temblor, nerviosismo, latidos cardíacos rápidos o irregulares (taquicardia/arritmia).

Algunos nódulos tiroideos pueden ser cancerosos (malignos), pero determinar qué nódulos son malignos no se puede hacer tan solo con los síntomas. Siendo necesaria la realización de pruebas dirigidas y en la mayoría de ocasiones precisando punción/biopsia. Los cánceres de tiroides agresivos son raros, en estos casos se puede presentar como nódulos grandes, firmes, fijos y de crecimiento rápido.

Diagnóstico y tratamiento de los nódulos tiroideos

En caso de apreciar alguno de estos síntomas o ante la determinación de un nódulo tiroideo, su médico realizará una exploración física, solicitará análisis sanguíneos con función tiroidea así como una ecografía con punción guiada. Dependiendo de los resultados el tratamiento puede ir desde el seguimiento, tratamiento con hormona tiroidea (supresión hormonal) o cirugía.

Referencias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies